martes, 31 de marzo de 2009

GRAN FUMATTA CULTURAL/BOGOTÁ/COLOMBIA




ESTAS VENAS...ESTOS PULMONES...

Estas venas tensadas en azul de Prusia
que como cuerdas de un río sumergido recorren la piel del silencio
Esperan la jeringa,
si, aquí dentro de las acerías del frío, metal fundido,
adentro ... ¿y qué?

¡¿Y qué hideputas?!
Van a dejar que la alcantarilla tiemble y se tape
para llenarla de confetis de miseria patria?.

¿Van a dejar que un torbellino de sangre filtrada
por dentro de los mataderos de nuestra tierra la inunden?

¿Quieren que me envenene en las artillerías oxidadas de vuestra guerra
señores de Batraxia?.

Esta vena, -cuerda torcida-
esperando la punzada plateada del fuego espera.

Estos pulmones...
quemados en la nicotina de las calles y las noches
en donde vi pasar la película en technicolor
de una ciudad destruida y acabada en el fuego de un bombardeo.
Estos pulmones...
que respiraron en el día lluvioso
el miedo suspendido, el aire de las calles llenas de chatarra ambulante...
Estos pulmones...
que se llenaron en el frío rasgado de un grito contenido sobre el puente,
-como en la pintura de Munch-
Están dispuestos a recibir el bálsamo de la Marihuana.

La Marihuana que me curó y sanó cuando todo lo que ustedes me vendían eran anfetaminas y pastas de prescripción psiquiátrica, la Marihuana me despertó cuando ustedes –todo el tinglado– me vendía el opio de las ondas hertzianas envenenado en resplandores enfermos de televisión.

La Marihuana fue mi heroína en la hora del dolor y me salvó de perderme en un desierto de nieve...

Mis pulmones están dispuestos; amplios fuelles que se abren como gaviotas de acantilado a un gran blow de Marihuana oceánica.

¿Quieren señores legisladores, cerrar los pulmones de la selva con vuestra mierda rosada de la “Monsanto” y lanzada desde avionetas blancas y azules sobre los ríos y las arterias de mi tierra?
(¿Por qué mejor no la cosechan para sus amos del norte, lacayos de corbata y Everfit?
Ustedes saben que en 1988 la cosecha norteamericana de Marihuana sumó unos 33.000.000.000 de dólares, con beneficios muy superiores a los de toda la cosecha cerealera junta. ¿Cuánto de eso les dieron a ustedes?)

(Cada año los estadounidenses consumen cerca de 260 toneladas métricas de cocaína, que se cultiva y procesa en los países andinos, con respectivas consecuencias sobre uno de los ecosistemas más valiosos del planeta
¡¿Por qué no legalizan la mierda blanca y dejan de envenenar nuestras selvas, nuestros ríos, enfermar a nuestros campesinos, matar a nuestros niños y acabar con nuestros ecosistemas?!)

Una guerra perdida para ellos...
Una muerte segura para nosotros...
Una herida gigantesca e incurable sobre el planeta...

Basuras para el patio de atrás
Basurero ecológico.
Matadero de la biodiversidad.

Cerdos de la usura que se pavonean en los desfiles patrios
con sus vientres de mierda verde y aceitada
protegidos por escafandras y armaduras plásticas.

Mis pulmones vareta piden, como quien pide aire verde para respirar en los sumideros de Batraxia.

Esta cabeza...
Que como un universo estalla
cercano a una constelación de oro suspendido y giratorio, pide
un vegetal despertar que nos abra los ojos del alma...
Ya que el pus y las lagañas en nuestras pestañas no nos dejan recorrer el camino hacia la aurora.

¿Van a legislar en mi cuerpo?
Ustedes que han mutilado el cuerpo de la tierra.
Ustedes que han violado y mancillado sobre un quirófano con choques eléctricos el cuerpo etéreo del poeta?
¿Ustedes borrachos de whiskys y ginebras que tambalean dentro de oficinas en donde los espejos giratorios devuelven unos rostros manchados en la bruma pesada...
tinta violeta de los fantasmas?

¿Ustedes adictos a la sangre venérea que rueda congelada tras los cristales de los edificios en ruinas?

¿Ustedes aspiradores de venenos y fertilizantes...
Quieren también legislar sobra la piel
y sobre los ojos, y sobre los piojos?

Ya tienen sus maquinitas de televisión y sus cadenas de periodicos
para atemorizar y fascinar a los ganados drogados.

(Los corderos que esperan con sus boquitas cerradas
tiemblan cuando el lobo aúlla...
Pero cuando el pastor viene a degollarlas
agitan sus colitas minúsculas...
¡¡Señor, guárdame de los malos pastores hipócritas y asesinos
que de los lobos me cuido yo!!)


¡Hideputas, quédense con lo suyo
a mi déjenme
con mi pedazo de piel, mis pulmones y mis venas!

Adentro de un río voy...
más liviano
más extenso, más profundo.

Ustedes a su lago de pirañas, a su panóptico amenizado en los rituales de Sodoma...

Yo,
me ahogo solo....

O.G.R
DEL LIBRO INEDITO:
"FETICHE PARA QUEMAR Y OTROS CONJUROS"

No hay comentarios: